¿Por qué el GP de Francia es tan legendario?

Le Mans, uno de los trazados con más historia del Mundial, es conocido por la prueba de las 24 horas y, a partir de ahora, por mucho más.

El Circuito de las míticas 24 horas de Le Mans mide 13.6 kilómetros de longitud y tiene 38 curvas. Para el Mundial de MotoGP se utiliza el llamado circuito Bugatti, un trazado de 4.185 kilómetros que comparte 1,500 metros con el trazado de las 24 horas: la zona de la recta principal y las primeras curvas.

El circuito Bugatti se creó en 1965 para la escuela de pilotaje, pero su polivalencia le ha permitido albergar grandes competencias, como la Fórmula 1 a partir de 1967 y el Mundial de Motociclismo desde 1969.

En el trazado corto también se celebran competiciones de 24 horas de motos, camiones, bicis e incluso patines de línea.

En 1906 Le Mans acogió el primer Gran Premio de coches de la historia. Se dieron seis vueltas a un recorrido de 103 kilómetros.

El legendario trazado galo ha acogido el Mundial de Motociclismo en 29 ocasiones: 28 de ellas, el GP de Francia; y una, en 1991, el Vitesse du Mans GP, en sustitución del GP de Brasil. Ese año el GP de Francia se celebró en el circuito de Paul Ricard, donde la prueba francesa ha tenido lugar en otras 12 ocasiones.

Entre competiciones y entrenamientos, el circuito de las 24h de Le Mans sólo tiene actividad en pista durante unos 10 días al año.

Marc Márquez en Le Mans

El GP de Francia es una de las pruebas que atraen a más espectadores de toda la temporada, especialmente el sábado. Ese día, por la tarde, miles de personas permanecen en las gradas de la recta principal del circuito para disfrutar de distintas actividades: desde desfiles de aficionados con sus motos hasta exhibiciones de pilotaje acrobático sobre dos ruedas (stunt), pasando por una demostración de saltos de motocross en la que este año participará el especialista español Edgar Torronteras.

Los pilotos españoles lograron en Le Mans su primer triplete en las tres categorías en 2003, gracias al triunfo de Dani Pedrosa (125cc), Toni Elías (250cc) y Sete Gibernau (MotoGP).

El Gran Premio de Francia también celebra en Le Mans una cita del Mundial Junior de Moto3 del FIM CEV Repsol (una de las dos pruebas fuera de España que tiene esta competición).

La curva Chemin aux Bœufs significa camino de bueyes. Hace referencia a la ruta comercial de unos 400 kilómetros que desde la época romana unía Nantes con París, que cruza el circuito y todavía es visible unos 20 kilómetros antes y después de la localidad de Le Mans.

En 1985, Freddie Spencer ganó la carrera de la categoría de 250cc y a continuación logró también la victoria en 500cc, un hito que ese mismo año había logrado en Italia, Austria y Bélgica.

Dani en Le Mans

El desarrollo de los discos de freno para las 24 horas de Le Mans de 1953 fue el arma secreta en el retorno con victoria de Jaguar a la competencia, y el paso previo a la generalización de este elemento que se inventó a principios de siglo, pero que tardó 60 años en encontrar los materiales adecuados para su introducción masiva, a partir de 1955, con el Citroën DS.

La gruesa muralla romana de Le Mans data del siglo III y es una de las mejor conservadas de Europa.

Le Mans posee una de las catedrales gótico-románicas más grandes de Francia: se empezó a construir en el año 1060 y fue terminada en 1430.

Le Mans se encuentra en la ruta de los grandes castillos del Loira, un atractivo turístico que reúne los 21 castillos que salpican el valle del río Loira.

Steve McQueen protagonizó en 1971 una película titulada ‘Le Mans’ e inspirada en la prueba de las 24 horas.

Dale like a nuestra página en Facebook.   

Síguenos en nuestra cuenta de Twitter.    

Últimas noticias