Analizan en Ipade retos y oportunidades de la industria automotriz mexicana ante TLCAN y macro tendencias globales

La industria automotriz se encuentra viviendo tiempos inciertos: cambios tecnológicos, movimientos geopolíticos y cambios en las preferencias del consumidor están cuestionando el modelo de la industria.

En este contexto, Ipade Business School, junto con la escuela de negocios IESE, llevó a cabo el Ipade Auto Summit “Industria en efervescencia”, en el que participaron más de 300 líderes de empresas relacionadas con el sector y su cadena de suministro con el objetivo de analizar los principales retos y oportunidades del sector en nuestro país.

Rafael Gómez Nava, director general del Ipade, señaló que “es difícil pensar lo que ha sucedido históricamente en el mundo industrial si no es de la mano del sector automotriz”.

México es el séptimo mayor productor de vehículos ligeros del mundo, y el cuarto exportador mundial. El sector automotriz aporta 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y representa 18 por ciento de la producción de manufactura, de acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz.

Al destacar que la industria automotriz actual está cambiando, Arturo Orozco, director académico del Ipade Auto Summit, detalló que “al avance tecnológico hay que añadir los cambios geopolíticos que estamos experimentando, así como las definiciones estratégicas de varios de los jugadores más importantes del sector, que tienen un claro mensaje: la industria está cambiando, una mayor oferta de vehículos amigables con el medio ambiente, avances exponenciales en la tecnología de la autoconducción, así como un cambio radical en la perspectiva de propiedad del vehículo. Lo único incierto, entonces, es la velocidad a la que el sector se adaptará a estos cambios”.

En su participación, Herminio Blanco, presidente de IQOM Inteligencia Comercial, abordó el tema de la competitividad de México frente al mundo y el TLCAN. Detalló que el comercio automotriz de América del Norte es de más de 250,000 millones de dólares. “El sector automotriz se ha vuelto clave en las políticas proteccionistas de Estados Unidos; el TLCAN es una marca importante y cualquier cosa que traiga incertidumbre al Tratado es inaceptable”.

Por su parte, Enrique Dussel Peters, director del Centro de Estudios China-México, de la UNAM aseguró que “China produce el 33% de los autos a nivel mundial y es claramente el cuarto socio comercial del TLCAN, no es suficiente estudiar únicamente la relación comercial entre México y Estados Unidos. También hay que considerar el papel de China. Si el TLCAN se cae, el gran beneficiario sería China”.

Alexander Wehr, presidente y director general de BMW México, al hablar de electromovilidad expresó que “vehículos híbridos y eléctricos no es algo que la industria empuja a su consumidor, la gente ya no quiere consumir temas corruptos, injustos, sucios. Hay recursos limitados y hay que hacer algo para cuidar los recursos que tenemos. La electrificación es la propulsión más prometedora que hay”.

También, Fernando Enciso (CEO Grupo Autofin Automotriz) y Manuel Garrido (CEO Grupo Autocom), tuvieron su participación en el panel “El modelo de distribución en México: retos y oportunidades a futuro, en el que destacaron el impacto del servicio post venta para atender las necesidades actuales de los usuarios.

Para abordar el tema de la transformación tecnológica, en el Auto Summit participaron Bevin McArthur, socia de Tecnología de Deloitte, que presentó el tema “Transformación digital de los negocios”, y Juan Alberto González, socio director de Newlink México, quien habló de “La gestión del talento en la era de la transformación digital”.

Otros temas analizados por los expertos en el Encuentro fueron la “Transición hacia el vehículo autónomo: impactos social y urbano” (Thomas Benz, PTV Group), el Apple car (Marc Sachon, IESE Business School), manufactura aditiva (Glynn Fletcher, EOS North America), y en cuanto a diseño automotriz, “La estrategia de seducción” (Niels van Roij, Niels van Roij Design).

El evento, que en esta edición fue patrocinado por marcas como Scotiabank, Deloitte y Securitas, resultó un foro ideal para el intercambio de ideas, experiencias, mejores prácticas, inquietudes y aprendizajes. Asimismo, permitió estrechar vínculos entre la comunidad empresarial automotriz para afrontar los retos actuales y futuros del sector tanto en el escenario local como en el global.

Últimas noticias